Llega la fusión de sabores Mediterráneos y exóticos de RHUDO

Rhudo pone una vez más de manifiesto su versatilidad en la mesa. Situado cerca de las mejores boutiques del barrio Salamanca y de varias oficinas y despachos (Velázquez, 64), este restaurante tiene en su diversa clientela su razón de ser. Consciente de ello y en su apuesta por adaptarse a las distintas necesidades de los comensales y momentos del día, su carta da la bienvenida al verano con la incorporación de nuevos platos; son recetas más ligeras y frescas con las que disfrutar de la riqueza culinaria del Mediterráneo, pero con ese toque vibrante que caracteriza al local. El restaurante —fruto de la alianza entre el chef Paco Roncero, los actores Álex González y Miguel Ángel Silvestre y los futbolistas Marcos Llorente y Antoine Griezmann— brinda elaboraciones pensadas para disfrutar a cualquier hora y otras especialmente ideadas para el mediodía. «Las nuevas recetas están inspiradas en nuestra filosofía de capturar la esencia del Mediterráneo, dándole esa chispa exótica que nos caracteriza y continuando la propuesta inicial de Rhudo donde las creaciones están hechas para ser compartidas. Hemos concebido ocho nuevas creaciones exclusivas, que solo estarán disponibles a mediodía. Por ello, estas nuevas recetas, celebran la energía del Mediterráneo en un entorno que invita a disfrutar del mediodía en la mejor compañía», explica Roncero. Así, este restaurante ofrece una experiencia fresca y dinámica, ideal para esta época del año, con la que demuestra que visitar Rhudo es disfrutar de una atmósfera viva y siempre sorprendente.

 

 

Además de su versatilidad en la mesa, Rhudo, como espacio polivalente, ofrece dos ambientes totalmente diferentes: por la noche, sus cerca de 2.000 m2, donde caben 300 personas por servicio, se llenan de gente guapa atraída por el ambiente, los socios, la música de DJ hasta las cinco de la mañana y una vibrante carta de coctelería con propuestas de autor, sabores tropicales y alegres presentaciones en una vajilla diseñada ad hoc por artesanos. Los mediodías, sin embargo, se reservan para una experiencia más pausada; una experiencia que puede adaptarse gracias a una carta versátil, que permite desde picar algo rápido al centro o comer de primero, segundo y postre, e incluso de plato único si se tiene prisa. 

 

EL MEDIODÍA MÁS ATRACTIVO DE MADRID

En Rhudo, el chef Paco Roncero ha ideado una carta de platos cargados de color y matices, con aliños de acento viajero, frutas exóticas y condimentos de aquí y allá que enriquecen un producto de primer nivel, eminentemente nacional. Un concepto que se hace patente en los ocho nuevos platos especialmente pensados para disfrutar en las comidas. 

 

El arroz, en diferentes versiones, es el absoluto protagonista del mediodía: con pulpo a la brasa, con costilla de ternera a baja temperatura, con tuétano y solomillo de ternera y con calamar a la brasa; son arroces donde priman el sabor y el producto, y que, por supuesto, siguen en sintonía con el resto de la oferta culinaria: siempre van a tener ese toque latino que les forja un carácter muy Rhudo. A ellos se suma la hamburguesa Rhudo —pan brioche, chuleta madurada, queso cheddar, pepinillos encurtidos en mezcal y su salsa secreta—, una opción robusta y sabrosa que satisface a los amantes de las hamburguesas gourmet. La carta también incorpora la ensalada de tomates de temporada, burrata y mermelada de higos —una combinación de sabores frescos y dulces, ideal para los días cálidos— y dos refrescantes sorbetes, perfectos como entreplatos o para poner el broche de oro a una visita: de tomillo limón y de mango maracuyá. 

 

 

PLATOS PARA TODOS LOS MOMENTOS 

Su compromiso con todos los clientes ha llevado al equipo de cocina a diseñar también nuevos platos versátiles y perfectos para disfrutar en la mesa a cualquier hora. A su carta, dinámica y especialmente pensada para compartir, se unen como novedad la ostra frita en salsa negra y ajo frito; el atún rojo, hummus de cacahuete y ensaladilla de encurtidos —ligeramente picante—; la corvina crujiente, salsa tártara y limón asado —dados de corvina rebozados en hojuelas de patata sufladas, salsa tártara y limón con tajín de hibiscus—; la lubina madurada y holandesa de recado blanco; el arroz meloso con setas y presa ibérica, y, como postre, la chocotorta. Novedades que se unen a hits, como el pulpo a la brasa con patatas, queso idiazábal y salsa de chiles; la costilla de ternera con reducción de sus jugos; el lobster roll y el rodaballo con sofrito de encurtidos mediterráneos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta